viernes, 7 de agosto de 2015

Y el año que viene…

Parece que cuando el cerebro se pone, se pone…