domingo, 17 de junio de 2007

Domingo desayunero

Esta mañana me había bajado a desayunar con la intención de escribir unas cuantas ideas para un guión de videojuego que me han encargado (ya lo sé, ya lo sé: cada vez existen trabajos más extraños).
Pero en la barra estaban esos tres ahí todo quietecitos, hablando, pero sin moverse mucho. Habrían encontrado una postura muy cómoda y no la querrían perder. No sé, el caso es que hablaban (animadamente) pero sin moverse casi. Y lo he sentido como una provocación (añadiendo que no podía pensar mucho porque la tele estaba muy alta), así que los he dibujado.
Al final, me he dado cuenta de que el camarero también estaba en la conversación.

¡Buenos días!

3 comentarios:

Cachalote Comix dijo...

Robando almas, ¿no? Parece que el camarero se dio cuenta de "tu robo" y se estiró para salir mejor en el dibujo :)

Un saludo

ana dijo...

siempre que salimos a cenar con mis amigas, acabamos dandonos cuenta de que los de la mesa de al lado estan en silencio y totalmente metidos en nuestra convesacion, es nuestra cruz...y ni idea de a que se debe!
ya podriamos tener la suerte de que alguien como tu nos hiciera un dibujo tan guay!!!
besos

lavacanacho dijo...

Ana, probablemente hablaríais de guarradas, tema muy atractivo para cualquier desconocido (e incluso conocido, pa qué engañarse).

Felipe, el camarero era bajito, y yo hubiera podido con él. No problemo.

Gracias a los dos!

Slurps!